DONA AHORA
PHASES
0%
In ,

Crisis humanitaria en Palestina

La situación en Palestina es altamente compleja y los números lo confirman. Desde 1967, más del 80% de la población ha sido desplazada y más del 50% se encuentra repartida en otros países. La población actual de palestinos en el mundo ronda los 13 millones, de los cuales solo 5 millones viven en territorios ocupados palestinos y en condiciones difíciles de movilidad, sanidad y educación. Entre estos, el desempleo llega al 27% y por cada mil habitantes solo hay 1,2 camas de hospital. Para el 2018, casi 2 millones de palestinos se encuentran en riesgo de conflicto, violencia o desplazamiento y se estima que una de cada dos personas necesitará algún tipo de ayuda humanitaria.

En general, la región presenta graves condiciones de acceso a servicios primarios de salud y desabastecimiento de material médico. Entre el 7 y el 13% de los niños sufre de atrofias y debilitamiento crónico, causados principalmente por malnutrición.

Ante toda esta problemática, resalta la Franja de Gaza, región especialmente vulnerable. Esta es una de las áreas más densamente pobladas del mundo, el 42% de la población vive en la pobreza y el 80% depende de ayuda internacional. Además, el 60% de sus habitantes, 1.3 millones de personas, está distribuido en 8 campos de refugiados. Y dados el bloqueo y el aislamiento de los últimos diez años, las condiciones de salud se ven severamente afectadas. En los hospitales hay una constante escasez de medicamentos esenciales y material desechable. En la actualidad, más de un millón de personas está en riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua y según los índices, la mortalidad infantil es casi la misma que hace tres décadas.

A lo anterior, es necesario añadir que tras 50 años de exposición a la violencia, más del 30% de los adultos, y más del 54% de los niños palestinos sufren de estrés postraumático y diferentes desordenes emocionales y de comportamiento.

La Fundación Europa Paz (FEP) busca ayudar en el fortalecimiento de las necesidades sanitarias y psicológicas en los territorios ocupados de Palestina, en la Franja de Gaza y Cisjordania. En esta última resalta la situación de los campos de refugiados Shu´fat y Kalandia en Jerusalén Oriental, y Fawwar, en Hebrón, los cuales requieren de continua asistencia en salud física y mental. En la FEP dependemos exclusivamente de sus donaciones para seguir adelante, siendo bienvenidas las donaciones en dinero, medicamentos o equipos de salud.

Nuestras metas:

  • Coordinar evaluaciones objetivas de las prioridades sanitarias.

  • Reconstruir las instalaciones médicas dañadas.

  • Promover y organizar campañas de vacunación.

  • Distribuir medicamentos básicos.

  • Generar puestos de salud para la atención de emergencias en zonas rurales.

  • Utilizar servicios sociales para involucrar a la comunidad en las campañas de salud.

  • Supervisar las fuentes de agua, saneamiento y eliminación de basura.

  • Evaluar e intervenir de forma efectiva los vectores de enfermedades transmisibles y epidemias.

  • Priorizar la salud materno/infantil y el cuidado prenatal.

  • Desarrollar modelos de medicina preventiva, campañas de vacunación, educación en salud y nutrición.