• Calle de la Oca 63, Pasillo, Local 3
  • (+34) 910 231 214
  • info@fundacioneuropa.org

Aarón Salas Saiz

El gobierno estadounidense ha acusado a Sudán de amenazar a la misión de Naciones Unidas establecida en el país, en el caso de que Volker Perthes, enviado del secretario general de la ONU exponga los brutales hechos cometidos en el conflicto.

Esto es debido a que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas se reunió para tratar el conflicto entre el Ejército de Sudán y las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), en materia de paz y seguridad internacional, el cual contó para sorpresa de los miembros con la ausencia de Perthes.

Linda Thomas-Greenfield, representante de Estados Unidos ante Naciones Unidas planteó lo escandoloso que era un hecho así, ya que ningún Estado miembro debería ser capaz de amenazar a un informador con la obligación de mantener silencio. Del mismo modo, Thomas Greenfield ha instado a los demás miembros a continuar con la difusión de información sobre lo que ocurre Sudán.

El conflicto entre ambos grupos armados lleva activo más de 100 días con continuos enfrentamientos convirtiendo zonas de Sudán en un auténtico infierno, como en el caso de la zona de Darfur, en la cual las imágenes e historias que salen a la luz son espeluznantes. Por ello el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas exige a las partes que cumplan con sus obligaciones marcadas por el Derecho Internacional Humanitario, y depongan las armas garantizando la asistencia humanitaria.

Desde la Fundación Europa Paz, se insiste en la necesidad de abandonar el uso de la violencia para la resolución de conflictos, defendiendo la vía pacífica como la única solución justa y necesaria.

10/08/23