• Calle de la Oca 63, Pasillo, Local 3
  • (+34) 910 231 214
  • info@fundacioneuropa.org

Aarón Salas Saiz

El pasado domingo 6 de agosto, el CICR solicitó a todos los residentes del campo de refugiados palestinos más grande del Líbano, que denunciasen la presencia de objetos explosivos sin detonar caídos o colocados durante los últimos enfrentamientos armados.

Esta petición es debido al gran peligro que representan las municiones sin detonar para los refugiados palestinos, ya que dichos objetos se pueden encontrar en escombros de edificios destruidos, en las carreteras y alrededores, e incluso en el interior de viviendas.

La agencia de la ONU para los palestinos, la UNRWA, se ha visto obligada a suspender sus operaciones debido al aumento de los enfrentamientos entre las milicias palestinas, los cuales han dejado por el momento 13 muertos y 60 heridos. Como consecuencia, la población libanesa está mostrando su descontento con la situación, ya que consideran que el país es incapaz de controlar y absorber a la población palestina, en mitad de la profunda crisis política y económica que está atravesando.

Ante esto, el ejército libanés defiende su postura de no intervención dejando en manos de las milicias palestinas la resolución de sus conflictos. Desde la Fundación Europa Paz instamos al cese de la violencia, y la puesta en marcha de soluciones pacíficas para acabar con los enfrentamientos armados.

09/08/23