• Calle de la Oca 63, Pasillo, Local 3
  • (+34) 910 231 214
  • info@fundacioneuropa.org

Aarón Salas Saiz

El próximo sábado día 12 de Agosto, la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas cesará oficialmente después de dos décadas en vigor, todas sus operaciones en Uganda. Esta decisión se debe a la negativa por parte del gobierno del país a ampliar el acuerdo de colaboración con la ONU, asumiendo como consecuencia la responsabilidad y competencia exclusiva de la supervisión de los derechos y libertades en el país.

El Alto Comisionado de Naciones Unidas ha lamentado y mostrado su preocupación por la postura tomada por el gobierno del país africano de no renovación, ya que son varias las ONG internacionales que han afirmado el serio peligro en el que se encuentran los derechos y libertades en el país. De igual modo, Volker Turk máximo responsable del Comisionado, ha recalcado las diversas deficiencias en materia de derechos y libertades encontradas por la agencia durante su misión; así como el retroceso en el compromiso que el país ha tenido respecto a los tratados internacionales ratificados. Además, la situación en el país de cara a las próximas elecciones ha mostrado un ambiente muy hostil para todas las agencias de derechos humanos y periodistas que operan en la zona.

Los expertos internacionales muestran temor ante el futuro que puede tener Uganda a partir de la decisión tratada, sumada a la falta de fondos para ayuda humanitaria y las constantes interferencias políticas.

08/08/23