• Calle de la Oca 63, Pasillo, Local 3
  • (+34) 910 231 214
  • info@fundacioneuropa.org

Daniel Gómez Kelly

Pakistán es un país limítrofe con la India Afganistán y China, lo que lo ha convertido en un punto estratégico en el sudeste asiático para las grandes potencias globales a la hora de asentar su influencia en la zona o de rivalizar a otro posible contendiente sobre la influencia en esta región del mundo. Esto ha hecho que 2 de las superpotencias globales como son China y Estados Unidos, se hayan fijado en este enclave estratégico en la región.

Por un lado, Estados Unidos ha decidido afianzar su presencia en la región al fortalecer su relación con la India, por lo que a cambio se puso de parte de su aliado indio a la hora de denunciar a Pakistán por terrorismo para quitarle protagonismo a este enclave estratégico en la región y fortalecer a su aliado indio en el proceso. Por su parte, la inclinación de Pakistán hacia China esta siendo cada vez mas evidente y se ha intensificado desde el problema de las filtraciones del Pentágono recientes. China se ha ido convirtiendo en un ávido proveedor de infraestructura y respaldo económico para Pakistán en la última década, siendo mencionados por ejemplo el corredor económico China-Pakistán y la mejora de las relaciones entre China y Pakistán.

Esto junto con las muestras de rechazo realizadas por el gobierno pakistaní a las invitaciones estadounidenses a las cumbres sobre Democracia y valores humanos donde no fue invitado China, pero si fue invitado Taiwán, hace entender que Pakistán este dando su espalda casi por completo a Estados Unidos. A esto hay que añadirle el descontento social de la gente de Pakistán que ve como EE.UU. esta apoyando a su rival y vecino en la región que es la India, por lo que apoyan aun mas las decisiones de su gobierno de darles la espalda frente a China como aliado geopolítico.

Por todo ello, si bien históricamente Pakistán ha sido mejor aliado de EE.UU. en la región no solo por sus apoyos políticos como militares contra el terrorismo, sino también por sus posiciones contrarias al sistema político comunista, esto poco a poco esta cambiando. Generando cierta crispación en la comunidad internacional y mas concretamente en la región. Por lo que nosotros como organización esperamos que esto no escale a ningún tipo de conflicto armado y aquellos encargados de llevar a cabo las relaciones entre estos actores internacionales sepan encaminar las tensiones hacia la negociación y el dialogo.

17/07/2023