• Calle de la Oca 63, Pasillo, Local 3
  • (+34) 910 231 214
  • info@fundacioneuropa.org

Carlos Álvarez Llorente

Myanmar ha enfrentado años de conflictos internos que han generado violencia y desplazamiento. Desde su independencia en 1948, el país ha enfrentado tensiones entre los grupos étnicos que conforman su población, que incluye a los birmanos, kachin, kayah, kayin, chin, mon, rakáin y shan, entre otros.

La situación se ha agravado en los últimos años debido a la persecución y violencia contra la minoría musulmana rohinyá en el estado de Rakáin, que ha generado una crisis humanitaria y un éxodo masivo de refugiados a países vecinos.

El proceso de transición democrática que comenzó en Myanmar en 2011 ha generado esperanzas de una solución pacífica a los conflictos internos del país. Sin embargo, todavía existen importantes desafíos en materia de derechos humanos, reconciliación y desarrollo.

Para avanzar hacia la paz y la estabilidad, Myanmar necesita promover el diálogo y la inclusión entre los diferentes grupos étnicos y culturales del país, y fortalecer las instituciones democráticas y el respeto a los derechos humanos. Además, es importante trabajar en la solución de las causas profundas de los conflictos internos, como la discriminación étnica y la desigualdad económica.

03/05/2023